viernes, 10 de junio de 2016

EL DESVÁN



Balanceándose en la viejas mecedoras,
habitan los fantasmas en el desván
entre una atmósfera de polvo y telarañas,
como guardianes de los secretos de los baúles
donde se guardan las úlceras del tiempo
y los recuerdos olvidados.

© Luis Vargas Alejo

2 comentarios:

  1. Bien se me da el poema, amigo mío. De mucho gusto, por sus imágnes. Pienso que es un buen poema.

    Buen finde!

    ResponderEliminar