jueves, 30 de junio de 2016

SALVANDO AGUAS DESÉRTICAS

SALVANDO AGUAS DESÉRTICAS

Has sujetado, miles de veces, el mástil
de un velamen roto y rasgado
por las mil tormentas
que azotan en la senda de la vida...

¿Crees que si el viento no soplara
en tu contra
seguirías navegando por el mundo
con la misma ilusión
que te llevó a la aventura?

El mástil no dejará de quebrarse,
para convertir tu esfuerzo
en alas de gaviota,
que reflotan la esperanza
al avistar tierra

No llames a la desidia
cuando aún hay océano
y barco con el que navegar.

Begoña M. Bermejo