martes, 13 de septiembre de 2016

LAS RUECAS



Resinas agrias y fisgones pululan
en cualquier senda
para enloquecernos en vela.

Sinuosos reflejos en los cristales
semejan múltiples compañías.

Un mercado aglutinado
en el mutismo de estos tiempos

y voces que se desaprovechan
sobre los pactos ingenuos:
se disimulan en el polvo.

Esquivas corporaciones desalientan
la lucidez de la osadía.

Inconmensurables ruecas
hilan el destino común
a las mordeduras y sus inercias,
que nos aproximan a la caducidad
pairados ante el límite.


Pichy