jueves, 5 de enero de 2017

Querencia



Álgido desentendido
de los amenazantes años,
quiero escribir
los versos más rabiados:
que prevalecen entre las nubes
que nos roban el azul,
para alejarnos del cielo.

Quiero canto de aves,
que mueren
en la envidia del cantar.

Pichy