martes, 22 de marzo de 2016

A BEBO VALDÉS





Bebo Valdés tocaba el piano
y el mundo se movía a ritmo de Jazz.

Sabor a Cuba, Tropicana y mambo.

Lágrimas negras al son de bolero
en un cuenco flamenco con albahaca y batanga

Mucho Sabor a tiempos lejanos
cuando la vida caribeña, era alegría con pan.

Música revolucionaria del sueño americano
¡libertad, libertad, libertad!

Y Bebo dibujo el arte en pentagramas
con un piano viejo, en la vieja Havana.

© Luis Vargas Alejo

12 comentarios:

  1. Muy bonita melodía. El poema llega de la mano de Obama... Y nadie le esperaba en la escalinata, sin honores, sin alfombra roja, con lluvia...

    ResponderEliminar
  2. El poema nace de una película que vi en la tele hace dos días que se llamaba Chico y Rita, de dibujos animados, una historia de amor en Cuba de antes de llegar Obama, mucho antes.

    ResponderEliminar
  3. No la conozco, y mira que veo dibus..
    Pero mira el símil del comentario, el poema ha entrado igual que Obama en Cuba, y Bebo no regresó, aunque su Jazz se escuche en el mundo entero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una película que echaron en la 2 hace dos o tres noches y está heha por Fernando Trueba y los dibujos son de Javier Mariscal. La puedes ver aquí porque es muy buena:
      http://www.peliculasyonkis.com/pelicula/chico-rita-2010/

      Eliminar
  4. Bien me resulta el poema, amigo. Muy bien, la verdad.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es que yo bebo con Bebo en los valles de "balde's"

    ResponderEliminar
  6. Jajaja... Me río de los humorísticos comentarios...
    El poema es precioso.
    ¿Habana o Havana?...
    Me suena a ron la segunda.
    Aunque no sé si Bebo dibujo o dibujó, me lo bebí de un trago y me gustó mucho.
    Felicidades, Luis.
    Voy a ver si puedo ver esa peli luego.

    Besosssssssss
    A los tres.

    ResponderEliminar
  7. Hummmmmmmmm
    Tengo que registrarme y no sé qué más para verla, y pagar, creo...
    Ya la veré otro día

    ResponderEliminar