viernes, 26 de agosto de 2016

FUERZA INEXCRUTABLE



Explosión.
Piedras como ríos azules,
magma, magma, magma,
cantinela de garganta rota,
desesperación, llanto, fuego
en el templo apasionado del ser
y una quilla plana balanceándose en el mar
como un tic-tac de un oculto reloj
¡bomba!...¡no!:
una Pompeya desaparecida por un Vesubio
cuya huella  son islas de estamentos que fueron,
donde los dioses reposan en sus columnas
contemplando la desorbitada muerte
de un pueblo de gente pacífica.

¡un horror hecho piedra sobre piedra!

© Luis Vargas Alejo