jueves, 18 de agosto de 2016

UN APRENDIZ DE POETA



Entré en un grupo-taller de los de poesía
para aprender a escribir, con acierto, poemas
vivaces, modernos, sin rima y con melodía
y me di cuenta, que aquello, tenía problemas

que debía entender y resolver día a día
estudiando la historia poética y mil temas,
mil tendencias, miles de cosas que devenían
desde sentimientos hasta más allá de flemas

y si uno no tiene la vocación de poeta
acaba harto de la ardua tarea del sistema
y se va de aquel asunto como una cometa

y me fui del taller que picaba como eczema
y abrí un blog de poesía libre  comentada
y me atreví a versar con grafitis y pintadas

de alguna manera, acabé escribiendo antipoemas
pues ni soy ilustrado: ni  píos de matáfora.

© Luis Vargas Alejo