martes, 30 de agosto de 2016

LA VIDA



Todas las tardes cuando se hace de noche
sale el sol a la mañana siguiente, o no,
depende del nublo, de los ojos de la esperanza,
de los rizos de la enredadera, de ti, de mi,
del vuelo del águila del César, o de que no estemos
muertos.

Cuando nace una vida, nos alegramos como tontos
a sabiendas de que va a reír, llorar, luchar y morir
y, sin embargo, el niño sonríe saludando a la vida.

© Luis Vargas Alejo

13 comentarios:


  1. Me ha llamado la antención la utilización de versos largos, como si fuese una prolongación de la incertidumbre de la vida y, sin embargo, la muerte, asegurada y sola en un verso. A lo que hay que sumar el ritmo, que es perfecto, a mi entender.
    Con muy poco, un poema excelente.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡que bonica eres! que diría un granaino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un novio que me lleva a la Bahia
      Que me dice mia mia, que me dice que calor
      Que calor, que calor tengo
      Que guapa soy y que ritmo tengo
      Toma que toma
      Que toma,
      Toma que toma
      Que toma,
      Toma que toma
      Que toma ta

      Eliminar
    2. Para que tu novio observe el ritmo de tu canto, el poema debe ser así y dando con los nudillos en la mesa al compás:
      Yo tengo un novio que me lleva a la Bahia
      Que me dice mia mia, que me dice que calor
      Que calor, que calor tengo
      Que guapa soy y que ritmo tengo
      Toma que toma, toma
      Que toma,que toma ta.
      Toma que toma, toma
      Que toma, que toma taratatá,
      Toma que toma ta.

      Eliminar
    3. Jajajaja
      Venga, que me pongo a bailar!!!

      Eliminar
  3. Se me da muy bien logrado el poema. Discursa bien y transmite con claridad una forma de pensar.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por entenderlo, amigo...(la verdad es que no lo entiendo ni yo)

      Eliminar
  4. Hombre...si no entiende que cuando naces todos se alegran...de que siempre, aunque no se vea en ocasiones, sale el sol...sabes que existen pueblos que lloran los nacimientos y fiestean la muerte. No sé qué no puedes entender de lo que dices en el poema.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esto yo le llamo: toma, un poco de tu propia medicina.

      Eliminar
  5. No entiendo, que tú no entiendas, que yo tenga dudas de entendimiento, pues todavía no sé, si calificar mi escrito en líneas cortas de poema o de antipoema, porque he deswcubierto que hay grupos que solo piensan que, el soneto, la endecha, la décima, la seguidilla, la sextina, el romance, y todo este tipo de poética al uso del siglo XVIII hacia atrás, es poesía.
    Así pues me queda la duda...

    ResponderEliminar
  6. Ja! Me estás poniendo el pie, para que yo haga la décima? Pues, tenemos, amigo mío, que el antipoema, es una forma de enfrentar el poema...Claro, me llega QSA-5 el mensaje.

    Pos ná...al final están en su derecho de "amar" las clásicas estrofas. Yo me quedé escuchando música de la "época dorada"...lo que no es correcto es querer desvalorar al versolibrismo —amén, de resultarles imposible—. La poesía necesita elevarse para ser...no dudo que algunos prefieran el globo o el dirigible, aunque la mayoría prefiera los aviones supersónicos o los cohetes interplanetarios. El respeto al derecho ajeno es la paz —decía Benito Juárez—, por lo que hay que respetar los gustos (aun, cuando existan gustos que merezcan palos).
    Ala, ala!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los museos están llenos de cosas antiguas que fueron útiles en otro tiempo y que representan la historia que hay que conocer por derecho. Pero lo que en el museo se encuentra, no dja de ser: cosas de museo que, hoy, ya no son útiles por mucho que te atraigan o gusten. Renovarse o morir.
      Si mis poemas o todos los poemas que escriben otros mejor o igual que yo, todavía no son poemas para la actualidad, entonces son futuristas. Son del mañana. Así, pues mañana hablamos.

      Eliminar