jueves, 5 de mayo de 2016



De puntillas...


Murmullo de silencio
ahogado por el eco...

Sentir, sólo sentir,
-sin más preámbulos-
una añoranza que sangra
entre un diálogo dulce,
inexpresable,
cuando las palabras sobran
con aparente ausencia
y hasta calla la brisa
en otra agradecida noche.


Nieves Merino-Sáinz Guerra.
04 de mayo de 2016