lunes, 30 de mayo de 2016

Poema de Begoña Martinez (rectificado)



Sólo quería
presumir de trofeo
y mostrar vanos éxitos.

Exaltaba el ritmo
con verbos incandescentes
y eternos halagos,
por afán de lujuria.

Hasta
que
con
un
infarto
de
concisos
versos,
voz
llana
y cadencia
sinfónica,
propuse
amor.

© Begoña Martínez