viernes, 15 de abril de 2016

GUSTO DE LA MUJERES COMUNES

Ustedes no saben
lo que es disfrutar la vida.
Me dijeron unos marinos italianos
—mientras me ofrecían un Playboys.





Me gusta percibirte 
alejada de las lámparas.
Vehemente con sinceros deseos
de acoplarte desnuda de rosas
y estudiadas sensualidades.
Simple como la forma de tus pies
comunes y la pequeña hambre
de tus aspiraciones.

Aunque tus senos los sostengan palomas
y solo resplandezcas por la ternura,
en la aceptación sencilla
de tus corporales defectos,
encuentro la voluptuosidad
que te hace hermosa, mujer.

“Tú no sabes lo que es una Playboys,
ni tan siquiera, a eso les dan acceso”
 —me dijeron, como quienes se conduelen
de los infelices menesterosos…

No entendieron mi sonrisa,
y no quise maltratarlos de razones.
Hay cosas que dan impotencia
—no solo morales.


Pichy