viernes, 15 de abril de 2016

REALIDADES



Si me dijeran pide un deseo
preferiríaun rabo de nubes
que se llevara lo feo
y nos dejara el querube.

Silvio Rodríguez






Quien enlutó tus ojos, para negarte,
los ha lucrado
y apostado contra la muerte.
No ambiciones zarpar
en noche sin estrellas:
las singladuras sin rumbo
circunvalan el fracaso.

Ponerle renuncias al crepúsculo,
es como ofrecerles,de buen grado,
aguardiente barato a los dioses:
¡un desperdicio!

El que inmuniza el dolor
en la suerte del remoto estratega
y le consume el pellejo a la fantasía
del último soldado,
tiene las respuestas prontas
del que se resguarda.

Si remontas la inteligencia
por encima de las atalayas
sabrás que no hay refugio
para los hijos de la ignorancia,
por eso el Poder te oferta la Playboy
para anularte
con la emisión intoxicada
del sumidero que corrompe
y las alimañas
que atollan los proyectos al bien.

El esbirro que se masturba
manoseando el cadáver
de la mujer que asesina,
tiene que tener muchos sapos
chapaleteando en su cerebro;
pero, su envilecimiento suele justificarse
hasta los honores y morir impune,
y puede que a la memoria
en algún monumento se perpetué.

No desfallecer, mantener alta la voz
cuando todo se deshace en el llanto de los principios
avergonzados de tanta doblez y disidencias,
es la posibilidad de permanecer asido al árbol
de la liberación:
cuando el rabo de nube se lleve lo feo
y nos deje el querube.

Pichy