viernes, 22 de abril de 2016

YO SÍ (poema preconsciente)



Hablando tranquilamente en verso, ay,
verde y pequeño entre espadas
el viento, impávido, subleva las horas
de los amores que pasan:

yo sí,
siempre estuve presintiéndolo
entre llanuras sin confín, lagos de plata,
por la persiana rota, el sol, introduce un gajo
de naranja,
se cierran las sombras,
si quieres, di, que las bambalinas oscilan,
así, con la mirada de lo improviso,
enhiesto surtidor de sombra y sueño
en que la mañana ha cumplido su promesa.

Ya hay luz para leer los destinos y los números
aunque yo quiera dormir el sueño de las granadas.

© Luis Vargas Alejo